La Calumnia y la Mentira

LA CALUMNIA Y LA MENTIRA


La palabra "calumnia" viene del Latín y esta del verbo "caluor" que significa engañar. "Caluor" en si viene del verbo Kalio que significa "cubrir" o escudarse en tergiversar la realidad de una acción o acto incorrecto.

La calumnia es el acto de difamación de una persona hacia otra, lo cual va siempre acompañada de una mentira que ha prolongado el tiempo de una relación en crisis o de una realidad tergiversada.

Desde un punto de vista LIBERAL no hay mucho que decir: se trata de una intolerable agresión a la propiedad privada y, por tanto, intrínsecamente incompatible con el liberalismo y la "verdad".

Grave falta se comete al mentir para dañar el buen nombre del prójimo o manifestar sin causa justa sus pecados y defectos, aunque sean verdad.

Cuando se agrava la mentira mayor gravedad reviste el pecado de calumnia, ya que combina tres cosas: uno contra la veracidad (mentir), otro contra la justicia (herir el buen nombre ajeno), y el tercero contra la caridad (fallar en el amor debido al prójimo). La calumnia hiere al prójimo en lo más delicado: su reputación.

Lo anterior consiste en dañar la fama ajena manifestando sin causa justa pecados y defectos que pueden ser verdad o no la realidad de algo acontecido en tiempo y espacio, pues no se puede hacer chocolate sin cacao.

Pero lo más usual es que cuando hablamos mal de alguien lo hagamos llevados con o por una intención poco recta "justificar nuestra acción". Por eso, si no tenemos una causa justa, aunque lo que digamos sea verdad, es ilícito difundir sin necesidad los defectos ajenos.

Ojalá que la comprensión de la Verdad como atributo divino nos ayude a aborrecer todo lo que sepa a doblez, mentira, simulación, charlatanería y murmuración. "Que sea tu sí, sí; y tu no, no" (Mt. 5, 37); abrir la boca sólo para decir lo que estamos seguros de que es cierto puede ser "bueno" y oportuno para el bien de nuestro interlocutor.

Que nunca hablemos del prójimo si no es para alabarlo, y, si tenemos que decir de él algo negativo, lo hagamos obligados por una razón "grave" y suavizando siempre nuestras palabras con el aceite de la verdad.

Colaboración de:

Lic. Eduardo H. Moya Monge

2 comentarios : Leave Your Comments

  1. que porquria mas grande esta en la viidaa WaooO!!!

    ResponderEliminar
  2. mentira esto me sirve demasiado gracias de verdad se lo diguo con esto pude hacer lo que en ninguna otra pagina pude;;

    ResponderEliminar

No se aceptan notas publicitarias u ofensivas. Su comentario será aceptado si no lleva estas intensiones.